Electroestimulación

ELECTRODOS: ONDAS RUSAS – INTERFERENCIALES – CUADRADAS – AUSTRALIANAS

La electroestimulación es una técnica muy utilizada para ejercitar el músculo usando impulsos eléctricos provocando contracciones musculares. Los impulsos se generan en un equipo que se aplica con electrodos en la piel próximos a los músculos que se pretende estimular.

Las ONDAS RUSAS son las más recomendadas para tonificar, reafirmar y modelar combatiendo la flacidez.

La acción de las ondas rusas incide en el metabolismo del cuerpo, reafirma los músculos, contribuye en el consumo energético y favorece la eliminación de grasas. Para tratar la adiposidad localizada son sumamente efectivas ya que estimulan la movilización de los depósitos grasos y la metabolización de los mismos consiguiendo una notoria reducción en el contorno del cuerpo.

Además, las ondas rusas ayudan a combatir la retención de líquidos estimulando el drenaje linfático, por lo cual, reduce el efecto de piel de naranja que se produce por la acumulación de líquido en los tejidos, los pocitos de la celulitis se ven notablemente atenuados o eliminados dependiendo del grado que tengan.

Las ONDAS CUADRADAS presentan similares efectos a las Ondas Rusas.

Su diferencia se basa en la sensación eléctrica. La impresión eléctrica de la Onda Rusa se basa en ráfagas de ondas, mientras que la onda cuadrada realiza un solo ciclo, es ideal para aquellas personas que poseen alta sensibilidad y manifiestan incomodidad con el tratamiento.

Aplicaciones Estéticas:

Flaccidez, celulitis, modelación, firmeza, muscular, tonificación, drenaje linfático, entre otros.

Las ONDAS AUSTRALIANAS son un tipo de terapia de electro estimulación, que de acuerdo a la frecuencia portadora de pulsos que se use, se pueden utilizar tanto para el aumento de fuerza y el tratamiento de la hipertrofia muscular, o bien sobre el sistema sensitivo nervioso y para lograr efectos vasculares.

Aplicaciones: flaccidez muscular, drenaje linfático en el caso de contusiones, y para el tratamiento del dolor. Producen un estímulo más confortable, utilizadas también para relajación o una tonificación suave.

Las CORRIENTES INTERFERENCIALES se emplean para tonificar y modelar grandes masas musculares, siendo los músculos elegidos con mayor frecuencia los glúteos, isquiotibiales, abdominales, cuádriceps y aductores, no descartándose la estimulación en bíceps y tríceps a través del empleo de electrodos más pequeños.

Aplicaciones Estéticas:

Flaccidez muscular. Insuficiencia venosa. Modelación de contornos corporales. Analgesia post quirúrgica. Tratamientos pre y post parto. Celulitis.

TIEMPO Y FRECUENCIA DE LA SESIÓN:

20 a 30 minutos dos a tres veces por semana.

CONTRAINDICACIONES:

-Personas portadoras de marcapasos.

-Embarazo.

-Paciente oncológico.

-Diabéticos.

-Epilépticos.

-Personas con trombosis, tromboflebitis o várices,

-Perturbaciones neurológicas, ataques de pánico.

-Heridas abiertas o micosis.

-Zona genitourinaria en pacientes con DIU.

POLÍTICAS DE CANCELACIÓN:

En caso de querer cancelar o cambiar la fecha de una sesión, podrá realizarse siempre que se avise con 24 horas de anticipación al turno tomado, dentro del horario de atención. Los turnos que no se hayan cancelado en tiempo y forma, serán considerados como usados y se descontará la sesión del pack contratado, sin excepción.

Escanea el código